Modelo para el Análisis del funcionamiento político

5 May

El modelo es exactamente el mismo que el que utilizan los partidos políticos,  que para eso tienen especialistas (agencias de marketing y publicidad especializadas) en lo que se denomina “marketing político

Descartado ya, por madurez de este  autor, en los políticos, el interés por el bienestar ciudadano o la vocación de servicio, analicemos brevemente el funcionamiento.

Nosotros, ciudadanos somos los demandantes, ellos (que ahora son chusma), los politicos, los oferentes.

El producto de verdad que ofrecen, son ellos mismos, su partido en el poder, y los atributos (el frescor de una colonia, las ventajas del aloe vera, imagen de juventud o madurez, el “natural y sano”), del producto, ciertos o no, (que es lo de menos en política y en otro mercados): nacionalismo, progresismo, justicia social, progreso económico, tolerancia, ….

El precio un numero mínimo de votos.

El mercado se rige por unas normas, que es la legislación.

La característica principal, lo que diferencia ete mercado frente a otros, es que a diferencia de otros bienes y servicios, especialmente en España, es que hay oligopolio permitido, dispones de unos medios promocionales que son prácticamente ilimitados si  eres dominante, está autorizada y premiada la publicidad subliminal y si el partido político fuera una cadena de hamburguesas  enseñarían en el colegio a los menores de edad hasta la saciedad que es la mejor cadena de todas porque las otras son perjudiciales, (lo que estaría prohibido en cualquier  otro producto), es decir, que puedes CREAR OPINION casi GRATUITAMENTE incluso en menores.

Como todo mercado, hay barreras de entrada, nichos de mercado (colectivos homosexuales, inmigrantes), etc etc.

En un país democrático las normas que te afectan, los árbitros, no son comprables y son independientes.  En España, como dejó de ser democrática “cuando Montequiú murió” (cito a Alfonso Guerra) y le puso la puntilla un ex PP (Herrero de Miñón que dicen cobró mucho por ello) asesorando a los partidos nacionalistas, los árbitros (poder judicial) son influenciables y las normas sujetas por tanto a interpretaciones laxas.

Esto modelo no hay que olvidarlo siempre que se hable de política.

Anuncios

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s

A %d blogueros les gusta esto: